El cáncer en Chile es un problema de salud pública. Actualmente en nuestro país fallecen tres personas por hora a causa de la enfermedad y una de ellas podría haber sobrevivido si hubiera tenido una detección precoz y tratamiento oportuno.

Hay cerca de 60.000 diagnósticos de cáncer al año, representando la primera causa de muerte del país con un 26% del total de fallecidos (Estadísticas Vitales 2019, Instituto Nacional de Estadísticas).

Cabe destacar que un 40% de los cánceres se relacionan con estilos de vida no saludables y factores de riesgo modificables, como el consumo y exposición a humo de tabaco, obesidad, consumo de alcohol, exposición a sustancias tóxicas y agentes infecciosos (Plan Nacional de Cáncer 2018-2028).

Al respecto, resulta urgente educar a la población sobre aquellos factores modificables que inciden en el desarrollo de un cáncer y brindarles las herramientas para que puedan detectarlo a tiempo en el caso que se presente algún síntoma, tanto en el individuo como en sus familias.

Nuestras estadísticas a nivel nacional hacen necesario tomar conciencia de la necesidad de cuidarnos, ya que tenemos importantes tasas de prevalencia en los factores de riesgo de mayor incidencia. Somos el país con mayor prevalencia en el consumo de tabaco de los países de América -38,7%- y con un consumo de alcohol mayor al promedio de los países de la región -9,3 litros- (Organización Mundial de la Salud). Adicionalmente, el 39,8% de la población tiene sobrepeso (Encuesta Nacional de Salud, 2017).

Sobre SALVA

SALVA ha sido desarrollado con la participación de un importante equipo de profesionales de la salud, entre ellos oncólogos, radioterapeutas, nutricionistas, geriatras, kinesiólogos, expertos en medicina familiar, psicooncólogos y enfermeras especializadas que colaboran con Chilesincáncer,  que han sido dirigidos por el director médico de la organización, dr. José Peña.

Los recursos obtenidos a través de este programa, ayudarán al financiamiento de las actividades realizadas por Chilesincáncer para generar diagnóstico precoz y tratamiento oportuno a quienes lo necesitan.

Beneficios de SALVA
para las empresas:

  • Complementar los programas de calidad de vida de los colaboradores.
  • Evitar costos asociados a ausentismo y licencias médicas.
  • Reforzar posicionamiento hacia sus colaboradores frente al cuidado y salud del equipo.
  • Flexibilidad para ajustarse a las características de los colaboradores y tipo de actividad que desarrolla la empresa.

Beneficios de SALVA
para los colaboradores:

  • Recibir información sobre el cáncer de manera simple y accesible.
  • Conocer los factores de riesgo asociados al cáncer. 
  • Qué controles preventivos realizarse.
  • Qué hacer frente a sospechas. 

Este proceso de aprendizaje se logra a través de un enfoque interdisciplinario que contempla  distintas actividades, como charlas médicas guiadas por especialistas y talleres prácticos que aseguran la correcta comprensión de qué es el cáncer, los factores de riesgo a los que cada individuo está expuesto, y qué hacer frente a síntomas o sospecha. Adicionalmente, apoyamos  con una campaña de comunicación interna especialmente diseñada para estos efectos, la cual provee a la empresa de todo el material comunicacional estimado.

Contamos con los siguientes cursos:

Introducción al cáncer:
En este capítulo se entrega información sobre qué es el cáncer, por qué se desarrolla, contexto país, factores de riesgo, cómo prevenir, entre otros.

Además de charlas específicas sobre:

Cáncer de mamas y autoexamen

Cáncer de próstata

Cáncer de pulmón

Cáncer de piel

Cáncer de colon

Talleres prácticos complementarios

Quiénes han confiado en nosotros